Blog

Decoración Minimalista para tus reformas.

Si has realizado reformas en tu hogar y te apetece otro tipo de decoración, hoy te proponemos el “estilo minimalista”.

¿DE QUÉ SE TRATA?

El concepto general de minimalismo surgió por primera vez dentro de la escena del arte de Nueva York, a principios de los años sesenta. Creativos como pintores y escultores se cansaron de hacer un trabajo expresionista abstracto que supuestamente transmitía un fuerte sentimiento de emoción y espontaneidad. Por lo tanto, muchos comenzaron a centrarse en crear obras geométricas elegantes que evitaban deliberadamente lo que normalmente se aceptaba como arte estéticamente agradable, con artistas como Sol LeWitt, Donald Judd y Robert Morris liderando el movimiento.

El minimalismo, como decoración moderna actual, no tiene nada que ver con el modernismo. A veces confundimos lo moderno con lo modernista y no hay nada malo. El modernismo utilizó elementos con gran detalle, elegancia y curvas y formas asimétricas. Piensa en Gaudí … ¿Hizo algo minimalista? ¡No!

Aquí se busca armonía y tranquilidad. Impera la línea recta y el blanco. Huye de la abundancia en la decoración y se destaca por su extrema sencillez. Sus colores, por ejemplo, son simples y abstractos. A veces el foco es una sola línea o un punto sin mucho color. El espacio es lo más importante. “Menos es más”: es un eslogan absolutamente correcto.

¿QUÉ PASOS SEGUIR?

1.-Mantén a raya el desorden. 

Mira a tu alrededor: ¿Qué ves? Generalmente hay montones de ojetos: las llaves del coche, zapatos alrededor de la puerta principal, vasos vacíos, gafas de sol, etc… Y eso es sólo el comienzo. La mesa de comedor es otra superficie que tiende a ser un imán del desorden.
Si realmente quieres abrazar la corriente minimalista, pregúntatequé puede ser eliminado, qué se puede almacenar fuera de la vista, y qué artículos no son esenciales.

2.-Crea una base neutra. 

Este tipo de interior  girará sobre esa base. Los tonos suaves imperan aquí, desde.  Es una paleta limpia, ecléctica, fresca e inspira una gran sensación de calma. Las tonalidades amarillas aportan a una pintura blanca un aspecto más cálido y cremoso, mientras que los tonos azules ofrecen un aspecto más nítido”. Si desea introducir un poco de color, asegúrate de elegir pigmentos sólidos que se fusionen bien con los neutros, como los marrones de estilo terroso, azules, bronceados y verdes.

3.- Mejor calidad que cantidad. 

Realmente se ha de considerar cada pieza cuidadosamente antes de introducirlo en tu hogar, lo cual significa que el resultado final será más reflexivo y considerado.
En este caso, realmente vale la pena primar  calidad sobre cantidad e invertir en los artículos clásicos que verdaderamente resistirán la prueba del paso del tiempo.

4.-Cambia tu filosofía. 

Resulta asombroso la cantidad  de objetos que  una persona puede adquirir en un corto espacio de tiempo. Los cajones vacíos de la cocina, el armario del dormitorio y los armarios del baño desde el momento en que te instalastes, de repente rebosan de bienes no esenciales y productos no utilizados que ahora están acumulando polvo.
Para evitar que esto  ocurra,, recomendamos poner en práctica la regla de “uno dentro, uno fuera” de Colleen Madsen, donde por cada artículo que entra en tu casa, algo más debe salir a su vez.

5.-Usa diferentes texturas de tonos similares. 

Una estancia minimalista con tonos neutros puede tender a ser fría o sosa, pero hay un truco infalible que puede remediar esto: la textura. Aumentarás la temperatura con textiles, almohadas con cuentas, alfombras de piel de oveja y decoración de terciopelo para obtener el tan necesario factor de confort. Aunque generalmente se aconseja la moderación, siéntete libre de jugar con estos puntos de contacto sensorial, siempre y cuando estén en la mismo rango tonal.
Si tienes una base blanca, entonces opta por tonos beige, grises,  tonos amarillentos , o colores que puedas ver juntos en la naturaleza.

6-Invierte en almacenaje.

 Llegados aquí habrás eliminado el desorden, aplicado la regla “uno dentro, otro fuera”, valorado la calidad frente a la cantidad, pero todavía podemos mejorar más el entorno de las estancias. Ahora te toca almacenar con estilo, donde el caos podrá residir en el interior pero se mostrrá elegante en el exterior. Estos trucos inteligentes constituirán para ti una auténtica baza. Los amantes de la estética minimalista son verdaderos maximalistas en el interior.

 7- Apuesta por la simplicidad. 

Ahora que conoces todos los pasos para diseñar un hogar minimalista, queremos aprovechar esta oportunidad para reiterar la filosofía subyacente detrás de ella: la sencillez. Enfatizamos  de nuevo: “menos es más”, ese es el enfoque. No significa que tiene que halla de ser aburrido, cuando se realiza de forma adecuada, este tipo de decoración puede ser verdaderamente hermosa, cálida, rica y acogedora.  Te bastará con dar un paseo,  sentarte y disfrutar de la paz, la calma, el espacio libre de desorden que has creado.¿Te sientes bien, no?

Seguro que la estética minimalista habrá impactado en ti, amante de la sencillez y de la belleza al mismo tiempo.

¿Te animas a hacer reformas este verano?

Recuerda ,tanto si quieres reformar  tu casa o piso de forma integral, en Somhi Construcciones y Obras disponemos  de un equipo de profesionales altamente cualificados, capaces de adaptarse a cada uno de los proyectos  arquitectónicos de una forma totalmente personalizada.¡

Contacta y solicita presupuesto de forma totalmente gratuita!.

Deja un comentario