Blog

Inversión Inmobiliaria. !Ahora es el momento!

Crowdfunding: Orígen

Este término deriva del vocablo ‘crowd’, multitud y ‘funding’ financiación, es decir,  estaríamos hablando de la unión de un grupo de personas para conseguir dinero y financiar un buen proyecto.

Realmente no es un concepto nuevo. Muchas veces ya se ha usado a través de plataformas o personas con el objetivo de ayudar a recaudar fondos para una idea o negocio.

El primer caso de crowdfunding  data del año 1997 con la banda británica “Marillion” cuando querían financiar su gira en Estados Unidos, y el grupo no contaba con el suficiente capital,  por lo que crearon una página donde ofrecían las entradas, y así consiguieron reunir 60.000 dólares.

Según un estudio elaborado el año pasado por la Universidad de Cambridge sobre la financiación alternativa en Europa, el crowdfunding aumentó un 92% hasta alcanzar un total de 5.431 millones de euros, de los cuales 4.400 proceden de Reino Unido. Excluyendo a este último,  la industria europea de financiación alternativa online creció un 72% desde unos  594 millones de euros en 2014 a 1.019 millones en 2015.

El Mercado

La recuperación de la inversión inmobiliaria en España parece estar consolidándose poco a poco. En el año 2016 se cerró con un total de 14.120 M€, superándose los niveles de los años previos a la crisis. Los sectores que concentraron mayor volumen fueron el retail, oficinas y sector hotelero. Cabe destacar que la mayor parte de estas inversiones fueron llevadas a cabo por inversores institucionales, como fondos de inversión o socimis, atraídas por la rentabilidad que vuelve a ofrecer el mercado inmobiliario en España.

En este contexto, en el que dos mercados: “crowdfunding” y “mercado inmobiliario”  parece que generan grandes expectativas, y es aquí cuando tomamos conciencia de la relevancia del fenómeno Crowdfunding Inmobiliario (CFI).

¿En qué consiste el crowdfunding inmobiliario?

El crowdfunding inmobiliario o Real State Crowdfunding ha cambiado la forma en la que los inversores encuentran e invierten en propiedades. Ahora, a partir de plataformas de inversión colectiva, los inversores pueden elegir en qué proyectos inmobiliarios participar. La tecnología está ayudando a que se elimine la barrera de acceso a este tipo de inversiones haciendo fácil lo que antes sólo se podía hacer a pequeña escala; entre grupos de conocidos o socios.

Las plataformas han entrado en el sector inmobiliario con fuerza, apareciendo algunas especializadas únicamente en este tipo de inversión, lo que algunos también denominan como inversión inmobiliaria low-cost.

Así, el crowdfunding inmobiliario, ha universalizado las posibilidades de acceso a la inversión inmobiliaria, se puede invertir con bajos presupuestos, además de posibilitar una mayor diversificación del riesgo, los inversores pueden dividir su cartera en tantos proyectos como quieran.

¿Cuánto dinero puedo invertir en el crowdfunding?

Para tener un mayor control y limitar el riesgo de los inversores” no profesionales”, las plataformas de crowdfunding están reguladas por la Ley 5/2015 de Financiación Empresarial que limita el máximo a invertir según el tipo de inversor que seamos: “acreditados” o no “acreditados”.

La principal diferencia entre estos dos perfiles estriba en la cantidad máxima que podrán invertir en este tipo de productos. Los inversores no profesionales (los no acreditados) no podrán participar en más de 3.000 € por proyecto ni más de 10.000 € al año entre todas las plataformas de inversión colaborativa como pueden ser los préstamos P2P. Además, los proyectos en los que inviertan no podrán ser de una cuantía superior a los 2 millones d eeuros.

En el caso de los inversores acreditados, no tendrán un límite para invertir, aunque los proyectos sí que tendrán un máximo de 5 millones de euros. Estos inversores deben ser personas jurídicas con activos por un valor mínimo de un millón de euros, negocios de al menos dos millones de euros y un mínimo de 300.000 € en recursos propios. En el caso de ser inversores acreditados como personas físicas, deben tener unos ingresos mínimos anuales de 50.000 euros o un patrimonio de al menos 100.000 euros.

Los inversores no acreditados podrán convertirse en acreditados si contratan un servicio de asesoramiento de inversión con una empresa autorizada.

 Según la normativa legal vigente, las plataformas dedicadas a esta actividad han de solicitar autorización ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un registro que es público. Asimismo, los servicios que pueden prestar estas empresas se centran en:

  •  Recepción, selección y publicación de proyectos.
  • Desarrollo, establecimiento y explotación de canales de comunicación para contactar con los inversores.
  • Servicios auxiliares.

La inversión inmobiliaria es ahora más fácil gracias a la puesta en marcha de plataformas de financiación colectiva que posibilitan a casi cualquier ciudadano convertirse en un inversor inmobiliario para obtener rentabilidad por alquiler y venta sin necesidad de correr grandes riesgos.

Y tú, ¿a qué esperas para probarlo?

Invierte tu dinero en nuestra promoción de 13 viviendas en Granollers Centro (C/ Sant Antoni Maria Claret, 10).

Nuestro partner StockCrowd IN, es una plataforma que conecta empresas con inversores a través de medios digitales.

¡¡¡ Más información AQUÍ !!!

Deja un comentario