Blog

Reformas Integrales: claves para revalorizar tu casa.

Los motivos por los que nuestra casa u oficina deban someterse a unas reformas integrales son múltiples y variados. Por ejemplo, puede que nuestro hogar necesite una puesta a punto en general, que el lugar en el que vivimos necesite de cambios profundos en su estructura, o bien, puede que nos estemos planteando vender nuestra vivienda y queramos dejarla en perfectas condiciones antes de su salida al mercado para asegurarnos una mayor tasación.

¿Qué beneficios puedo obtener, a priori?

1.-  Revalorizar su piso. Aunque veas la inversión como algo muy grande, esto se traducirá en darle mayor valor al mejor patrimonio que pueda tener una persona, su hogar. Nunca tendrán el mismo precio, un piso deteriorado, que otro en perfecto estado y que se vea más nuevo. Actualmente cerca del 70% de las viviendas de segunda mano que se venden en nuestro país pasan antes o después por una reforma, bien para hacerlas más habitables o bien para revenderlas. Según los cálculos de Andimac, una reforma integral (que tiene un coste de alrededor de 50.000 euros de media para un piso tipo de 90 metros cuadrados) puede revalorizar una vivienda del orden de un 20%.

2.- Ganarás espacio.

Antes los pisos se construían con pasillos, sin importar el tamaño de este, con estos, se restaba espacio útil. Debe optimizar al máximo sus recursos y aprovechar los metros de su vivienda.

3.- Ten en cuenta tus necesidades.

Debemos sentarnos tranquilamente y pensar en cómo usamos nuestra vivienda, que cosas nos incomodan que nos gustaría que tuviera, etc. Aquí hacernos una lista ordenando y priorizando nuestras necesidades. ¿Cuántas habitaciones necesitamos? ¿Tenemos suficientes espacios de almacenamiento? ¿Plato de ducha o bañera? ¿Necesitamos una cocina más grande?…

4.- Nueva puesta a punto.

Hay elementos en los hogares que necesitan modificarse o cambiarse cada cierto tiempo, porque se deterioran con su uso. Elementos como la barandilla de una escalera, las puertas, cerraduras, ventanas, griferías, etc. Todo se deteriora con el uso y se debe sustituir.

¿Por dónde empezar las reformas?

Una vez que se ha realizado una evaluación del estatus en el que se halla tu vivienda, es hora de saber, cuáles espacios reformar, sobre todo si esta es integral.

Lo primero que debes evaluar es el precio de la reforma. Quizá tengas que renunciar a algunas ideas o minimizarlas. También tendrás en cuenta la ayuda de especialistas que conocen más el tema y te dirán cómo hacer cosas.

La ayuda profesional es vital; muchas personas suelen conformarse con los consejos de buenos amigos que tienen “buenas ideas”. Si deseas que su reforma sea perdurable en el tiempo, lo mejor será consultar a especialistas. Este te indicará cuáles son los cambios que necesita tu hogar, los materiales a usar, etc.

¿Qué pasos seguir?

1.- Realizar una nueva distribución.

Normalmente se suele optar por una reforma integral de los baños y la cocina que están obsoletos, las instalaciones pueden ser deficientes, etc. Sin embargo, no siempre se piensa en cuáles son las necesidades de aquellos que habitan la vivienda. Antes de contactar con nadie, hay que tener claro cuáles son y anotarlas. El arquitecto o el decorador elegido para llevar a cabo la reforma será quien se encargue de encontrar la solución al problema acaecido.

2.- Definir las calidades de tu reforma.

Los materiales y acabados son muy importantes, especialmente si la reforma es de carácter integral, se debe buscar que todo el espacio esté en armonía. También es necesario que se maneje una paleta de colores o se usen los mismos materiales.

La Calidad de los materiales: va un poco en sintonía con lo primero, con la salvedad que, si contrata un interiorista o arquitecto, este le podrá dar consejos de cuáles son los mejores materiales que se pueden ajustar tanto a su presupuesto como a sus requerimientos.

3.- Calcular los gastos de la obra.

El único consejo antes de lanzarnos a pedir presupuestos es el de informarnos previamente sobre esa empresa, ver qué trabajos ha realizado previamente, si existen opiniones “fiables” de anteriores clientes y sobre todo ser capaces de apreciar si van a comprender nuestras necesidades.

4.- Compara presupuestos.

Es esencial que todos los profesionales presupuesten lo mismo, ya que, si cada uno pone lo que quiere, será muy difícil comparar. Por eso también es importante tener claras las necesidades y las calidades que se quieren antes de solicitarlos.

5.- Escoge la empresa de reformas adecuada.

El único consejo antes de lanzarnos a pedir presupuestos es el de informarnos previamente sobre esa empresa, ver qué trabajos ha realizado previamente, si existen opiniones “fiables” de anteriores clientes y sobre todo ser capaces de apreciar si van a comprender nuestras necesidades.

6.- Firmar el contrato.

“siempre debemos firmar un contrato a la hora de emprender la reforma de nuestra vivienda”

Antes de comenzar las obras de nuestro hogar, es imprescindible elaborar un contrato de obra siempre bajo un presupuesto concertado, ya que es la mejor manera de minimizar las discusiones o extras de la obra. Este contrato debe garantizar la calidad de los trabajos y los materiales a emplear, establecer un plazo de terminación de las obras, de tal forma que podamos obtener la mayor tranquilidad en el desarrollo y ejecución de las mismas.

7.- Permisos y licencias.

No debemos tener miedo a pedir los permisos de obras por desconocimiento. La mayor parte de estas precisan de permisos muy sencillos de tramitar y un arquitecto o decorador puede ayudarnos a gestionar todas las licencias necesarias. Si se hacen obras por cuenta propia, sólo hay que ir al ayuntamiento y preguntar. Las licencias no son ni muy caras, ni muy complejas y, en cambio, tener los permisos colgados en la puerta es una forma rápida de acallar las posibles quejas de los vecinos.

8.- Seguir el desarrollo de las obras.

A veces sucede que, pese a haber planificado y estudiado bien el proyecto de reforma integral, una vez empezado a desarrollarse este, no nos gusta. obra. A veces a medida que se va construyendo puede no gustarnos el resultado y debemos expresar lo que no nos gusta o convence antes de que esté terminado el trabajo, para así poder repararlo a tiempo, especialmente antes de que ya estén ejecutadas las nuevas instalaciones.

9.- Ser paciente.

Es de vital importancia planificar bien el proyecto, las calidades y todo lo demás. También se debe ser paciente cuando aparezcan imprevistos, ya que son habituales, sobre todo cuanto más antiguo sea el piso. Muchos de esos extras son difíciles de prever al principio, pero un buen profesional siempre dará con la solución adecuada.

10.- Disfrutar de tu nuevo hogar.

Como habéis podido observar en estos puntos, sí planificamos la obra con cabeza y vamos prestando atención a cada uno de estos pasos, estamos convencidos que vais a acabar tomando el camino adecuado en la reforma integral de vuestra vivienda. Existen un sinfín de empresas de reformas que estarán cualificadas para poder ejecutar la misma con calidad y garantía, por eso merece la pena invertir ese tiempo en encontrarlas y asegurarnos de obtener el resultado acertado sin sorpresas.

¿Y tú estás pensando en realizar una reforma integral este verano?

Si es así, no dudes en contactar con Som-hi Construccions i Reformes.

Tu empresa de reformas y construcciones en Barcelona.

Contacta ahora con nosotros. Solicita tu presupuesto gratis y sin compromiso!

Deja un comentario